Alitas de pollo picantes

Creo que de todas mis recetas para la dieta Dukan, esta es mi favorita. Si fuera por mí comería alitas de pollo los 7 días de la semana 😀 No sólo es un plato riquísimo y facilísimo de hacer, si no que además no ensucias practicamente nada cocinando, cosa que para los que no tenemos lavavajillas es una bendición.

INGREDIENTES:

– 12 Alitas de pollo
– 3 cucharadas de salsa de soja
– 1 cucharada de aspartamo (edulcorante, puede sustituírse por azúcar)
– 3 cucharadas de tomate natural triturado
– 1 cucharada de Salsa Worcestershire
– 1/2 cucharadita de canela
– 1/2 cucharadita de tomillo
– 1 cucharada de Tabasco
– 1 cucharadita de aliño para fajitas
– 1 cucharadita de pimentón
– Sal
– Pimienta

PREPARACIÓN:

Meter las alitas en una bolsa hermética o en un tupper. En un vaso aparte, mezclar el aspartamo (o azúcar), la canela, el tomillo, el aliño para fajitas, el pimentón, y un poco de sal y pimienta. Añadir la salsa de soja, la salsa Worcestershire, el tabasco y el tomate natural triturado y mezclarlo todo bien. Verter la mezcla de soja en la bolsa de las alitas, cerrarla y agitarla para que se empapen bien.

Dejar macerar las alitas con la salsa al menos media hora en la nevera (lo ideal es que se maceren durante al menos 2 horas).
Precalentar el horno a 210º y cubrir la bandeja de horno con un papel de hornear. Sacar las alitas sin escurrir de la bolsa y colocarlas en fuente.

Dejar hornear hasta que queden crujientes, entre 20 y 30 minutos aproximadamente (conviene que cuando un lado esté listo se les dé la vuelta a las alitas para que queden crujientes por el otro lado también).

Para los que estén siguiendo la dieta Dukan, las alitas quedan muy bien con una salsa hecha con 3 cucharadas de queso batido 0% mezclado con hierbabuena.

Para los que no estén a dieta, mis salsas favoritas para estas alitas son la Chimichurri, la Barbacoa y la de Queso Azul.

Anuncios